VICTOR HUGO CABRERA YA NO ES MENDEZ, SINO BERMUDEZ

Atrás quedó el fantasma de Peter Alexander, en el presente está Méndez y Rubén, ahora llegara Bermúdez, protagonista de la nueva novela de Caracol.

Por amor, por complacencia y porque pensó que era lo mejor en ese momento, Víctor Hugo Cabrera se retiró del medio artístico hace un par de años, para ver crecer a su hijo David. Lo había hecho en el nacimiento de Jacobo, su primer retoño; pero su segundo receso, también estuvo sugerido por su compañera de ese entonces, a la que no le gustaba que él actuara.¿

Se dedicó entonces a la hotelería y a negocios varios, entre ellos, la venta de carros, como su personaje de Méndez. También vendió artículos para el hogar y otras cosas más, pero se separó y volvió a lo suyo: la actuación.

Regresó, invitado por Nicolás Montero, a la obra de teatro Playland, la única que ha hecho en su vida. Participó en Lorena, El Fiscal y volvió a recobrar la fuerza actoral que había tenido en sus inicios con el memorable Peter Alexander, de Romeo y buseta…ese que se eternizó con la frase ‘Yo soy todo un vaaarón’, que interpretó durante casi diez años.

Hasta que le llegó la hora, o mejor, su cuarto de hora, de la cual todavía disfruta. Lo buscaron de RCN para hacer de Méndez en ‘Hasta que la plata nos separe’ y volvió nacer. Fue nombrado personaje del año en el 2007 y consolidó su carrera. Luego lo buscaron de Fox Telecolombia e hizo algunos capítulos de Sin retorno. Viajó a la mayoría de países de Suramérica y promocionó la novela.

Hasta que apareció Dago, con dos nuevas propuestas, una para la película Ni te cases ni te embarques y la otra para protagonizar el nuevo proyecto de Caracol, Todas odian a Bermúdez, el cual graba actualmente.

Está feliz, confiesa que el éxito alcanzó a tocarle el ego, pero que su madurez y profesionalismo lo aterrizaron y le hicieron un llamado a la cordura.

Terminó Hasta que la plata nos separe y esta novela lo dejó bien parado en el medio ¿Qué se dedicó a hacer?


Me dejó bien parado en el medio y en varias partes del mundo: En Ecuador, Guatemala, Salvador, Estados Unidos… Me dejó bien como artista a nivel profesional, pero como me dejó seco tuve que descansar y durante ese tiempo estuve con mis hijos, me fui de vacaciones para nuestras maravillosas costas y luego retomé el trabajo.

¿Qué le llamó la atención del guión de Dago?


Me pareció una película divertida, chévere, sin pretensiones. Era la historia de un tipo común y corriente.

El personaje de Rubén es muy similar a Méndez por su estilo cómico ¿pensó en que podría ser contraproducente hacer algo casi igual?

Obviamente después de hacer un éxito como el de Hasta que la plata nos separe, en el plano profesional sí daba algo de miedo afrontar otro trabajo porque no era fácil. Pero el género de la comedia ha funcionado en Colombia y cuando algo es bueno se vuelve hacer. Y desde que empecé a trabajar con Pepe Sánchez, uno de mis maestros, me ha ido bien en la comedia. Los colombianos tendemos a reírnos de nuestras propias tragedias.

¿Y al igual que el personaje de Rubén, Víctor Hugo también le ha temido al matrimonio?

Pues yo tengo dos separaciones encima, aunque me parece bonito eso del matrimonio, pero en esta instancia de la vida en la que me encuentro, con dos hijos, dos separaciones, no creo que el matrimonio me interese. Estoy con alguien muy querido que me ha ayudado en mi trabajo, pero no soy casado y nunca me he casado.

¿En algún momento de su vida artística le perdió la fe a la actuación?

No tanto la fe. Sino que a veces uno queda desencantado de que se hagan cosas sin calidad. Pero en este momento le doy gracias a Dios de haber podido participar en proyectos buenos y exitosos.

Con Méndez usted fue nombrado personaje del año ¿tanta euforia y tanta popularidad le hicieron perder los estribos?
Es muy complejo cuando te vuelves tan popular. Esa novela me mandó, como le digo a mis hijos, al infinito y al más allá. Así que quien niegue que el éxito raya…Eso es algo complejo de manejar.

Lo que pasa es que la madurez y los años de experiencia me ayudaron a saber que esto va y viene, que así es el mundo del artista. Somos como los bufones de la Corte y los payasos de circo, pero no podemos perder la proporción de las cosas.

¿Después de tres series seguidas como protagonista estaría dispuesto a aceptar uno en el reparto?

Yo soy un actor que comencé siendo de reparto y llegará el momento en el que solo me llamen para hacer de reparto. Seguramente lo voy a hacer y lo voy a disfrutar. Pero si tengo la oportunidad de seguir protagonizando pues toca responder.

¿Todavía queda un poco del fantasma de Peter Alexander o ese tema está superado y olvidado?

Ese fantasma me dio muy duro. Lo confieso ahora, porque fueron casi diez años con él. Pero Méndez creo que borró, no el personaje, sino la identificación. Ahora es una remembranza y un recuerdo.

¿Por qué todos odian a Bermúdez?

No puedo hablar mucho del tema. Pero lo bonito es que es un personaje de carne y hueso que puede existir en cualquier parte del planeta. Me gustan esos personajes y me sentí halagado cuando Dago (García) me dijo o es usted o es usted.

¿Y a Víctor cuántas lo odian y cuántas lo aman?

Jajajj….Por lo menos sé que mi familia, mis hijos y Andrea (su nueva compañera) me aman. Y los otros…no sé, hay mucha gente que me admira y me quiere, pero como decía mi mamá: uno no es perita en dulce, pero con humildad trato de ser muy agradable.

Explore posts in the same categories: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: