VUELVE Y JUEGA “SIN TETAS” PERO AHORA EN CINE, Y CON CIRUGIA REAL A BORDO

La protagonista de la película ‘Sin tetas no hay paraíso’ cumplió el sueño de operarse el busto. Su cirugía se verá en vivo durante el estreno de la cinta. Así fue su experiencia.

Durante tres meses, en locaciones de Girardot, Santa Marta y Bogotá se rodó la película de Gustavo Bolívar, ‘Sin tetas no hay paraíso’, protagonizada por la caleña Isabel Cristina Cadavid, relativamente desconocida en el medio artístico, y quien aceptó operarse el busto durante el rodaje y cumplir el sueño que tenía desde los 15 años de edad: tener un poco más de senos.

Las ganas de operarse la llevaron casualmente a donde el cirujano Alan García, que inmediatamente le pareció la persona precisa para hacer la audición y protagonizar la cinta.

A ella la emocionó la idea y viajó a Bogotá para conocer a Gustavo Bolívar, autor del libro y a su vez, director de la película, a quien convenció no solo por su deseo de operarse, sino porque a pesar de ser mayor de edad (tiene 21 años) aparenta 16, la verdadera edad de la protagonista de su obra.

Y así inició Isabel Cristina esta “fantástica experiencia de vida”. Leyó el libro cerca de tres veces, se enfrentó con actores de gran trayectoria, estudió actuación y convirtió su sueño en realidad.
“Estoy enamorada de Catalina. Le entregué toda mi vida. Dejé mi familia, mi universidad. Sinceramente creo que di todo de mí. Amé a Catalina con toda mi alma y esta fue una experiencia bien bonita que nunca olvidaré”, asegura.

Y aunque hubo escenas fuertes de cama, las cuales realizó con ocho actores; entre ellos, Miguel Varoni, Gregorio Pernía (quien la viola) Juan Sebastián Calero, Fabio Restrepo, Herbert King y Diego Trujillo, ninguna le generó tantos nervios como la de la cirugía.

Si bien era su objetivo, todo lo que le decían del post operatorio y sobre la anestesia, la hicieron entrar en pánico. “Mi mamá me metió mucho susto, me decía que me iba a soñar con vacas (risas), pero afortunadamente todo salió bien. Cuando me desperté no me dolía nada. Sentía algunos corrientazos, pero a los quince días ya estaba grabando de nuevo”, cuenta.

Ahora está satisfecha con los resultados. Se ve al espejo y se siente linda. “No quedaron muy grandes, ni muy pequeños. No son vulgares y se me ven muy estéticos”.

Sin embargo, hay algo que hoy por hoy le quita el sueño y es la reacción que tendrá su papá cuando vea las escenas de cama con Juan Sebastián Calero (Albeiro en la cinta). “La película es muy fuerte. Si yo misma me impresiono viendo la escena en la que hago el amor con él, no quiero pensar cómo va a reaccionar mi papá. Una cosa es decirle que hice X o Y escena, pero otra muy distinta es que la vea”, anota.

Aún así, está segura de haber hecho un buen trabajo y está tranquila. “El resultado solo se verá cuando la cinta se estrene y la gente dé su opinión”, dice.

Tiene claro que por ahora continuará su sexto semestre de periodismo, después viajará a Londres para aprender inglés y luego sí buscará trabajo.

Explore posts in the same categories: Uncategorized

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: