DOS BETTY ADICTAS

Dos representantes de la Asociación de Bettyadictas Anónimas, grupo que se formó en Internet, vinieron a conocer el país impulsadas por lo que vieron en ‘Yo soy Betty, la fea’.

El objetivo de las dos Bettyadicas era conocer a la mayor cantidad del elenco de actores.

Obviamente, querían ver a Jorge Enrique Abello, por quien suspiraron. Pero también buscaban a Fernando Gaitán, para que el libretista de la telenovela que se emitió por primera vez hace nueve años, dijera la última palabra en discusiones sobre la historia que han alimentado el grupo.

La idea del viaje surgió después de un año de largas discusiones en el chat. Debatían sobre el momento en el que Armando se enamoró de Betty (antes o después de su primera noche de amor).

Se preguntaban si Betty había sido superficial al enamorarse de Armando a primera vista o sobre las intenciones de Gaitán al incluir los personajes de Alejandra Zinc (rival de Betty) y Michell (rival de Armando), en la parte final de la telenovela.

Así, que trajeron un pliego de preguntas para Gaitán y unos cuantos CD con los saludos de las Bettyadictas que no pudieron venir a Colombia para el libretista y los actores. Curiosamente, en el video había más preguntas para Gaitán que declaraciones de amor platónico hacia Abello.

Así, Erika Rivera, de Monterrey (México) y María Martínez, de España, llegaron a Colombia por un motivo poco común.

Allí donde los turistas se van de cabeza a fotografiar monumentos, ellas pasaron con la emoción de estar en la ciudad de Betty. Conocieron la gastronomía del país, preguntaron por su situación política, se divirtieron con las frases coloquiales que aquí son comunes y para ellas son curiosas.

Pero, también visitaron el barrio donde se grabó la telenovela. Buscaron la casa de Betty (y todavía no están seguras de si la casa que más se les pareció a la de la telenovela fue el escenario real). Visitaron el Hotel Capital, escenario donde se filmó la entrada de la producción.

Y de paso, como una telenovela colombiana lleva a a ver otra, preguntaron por La Calera, porque es el lugar donde Méndez y su “doctora” se conocen en el primer capítulo de Hasta que la plata nos separe. También preguntaron por los mariachis de la Caracas, porque algo vieron de La hija del Mariachi.

Sus encuentros con los actores fueron seguidos con intensidad por las demás Bettyadictas, que las seguían vía red. Desde la primera cita en el canal RCN con Dora Cadavid y Marcela Posada, hasta el encuentro final con Jorge Enrique Abello fue motivo de llamadas desde el exterior y de mensajes de msn de las Bettyadictas del extranjero, que se conocen por sus nicknames: Montse, de España, Quejarteratengo, de Venezuela, y muchas otras sintieron el viaje como algo propio.

Dora Cadavid las conmovió, al ver el video de las Bettyadictas. Patrick Delmas las impactó por su amabilidad. De Marcela Posada les gustó que se presentó como una amiga más que quería hacer parte del grupo. Y Jorge Enrique Abello las hizo sonrojar al decirles que había descubierto en el Youtube los “videos” que hacen algunas inspiradas en su actuación en la telenovela.

Abello dijo era algo conmovedor ver que un trabajo hecho hace tantos años seguía atrayendo a la gente. “Una vez, salía del canal -recordó Abello- y oí la voz de una peruana, llamándome ‘Don Armando’. Había venido desde allá, por la telenovela”.

Abello también recordó la visita de una chica italiana, que también es amiga de las Bettyadictas y que sí dio con la casa de Betty.

A Fernando Gaitán lo vieron el miércoles pasado en un restaurante del Parque de la 93. En un lapso de casi 20 minutos, María le leyó las preguntas que habían preparado para él, como resultado de las discusiones. Incluso le preguntaron por una mirada que Armando le hace a Betty justo antes de que que ella descubra la carta del engaño. Gaitán no la recordaba.

“Saben más de la novela que yo”, dijo. Pero sí respondió que definitivamente Armando se enamora de Betty en la primera noche (antes solo sentía gran afecto por ella) y puso punto final a discusiones de horas de las seguidoras.

“Curiosamente -dice Gaitán- tuvieron discusiones en puntos que también generaron horas de discusión en el interior de la producción, con los actores y el director”.

Las Bettyadictas ya partieron. Se fueron enamoradas de Colombia y dispuestas a impulsar a sus amigas de red a que vengan y se enamoren como ellas del país.

Explore posts in the same categories: Uncategorized

One Comment en “DOS BETTY ADICTAS”

  1. lupirablu Says:

    woow un sueño hecho realidad, abrazar a Don Armando, yo tambien soy de Monterrey y soy bettyadicta desde hace casi 10 años.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: